Cómo elegir el calzado adecuado para tus pies

Hola hoy vamos a dar unos consejos sobre cómo comprar correctamente nuestro calzado. Ante todo hay que describir las funciones que tiene que tener nuestro calzado. Muy importante, tiene que vestir el pie pero no tiene que alterar la marcha.

¿Cómo elegir el calzado adecuado?

En el ejemplo de la foto de arriba, por ejemplo, vemos que son zapatos muy bonitos pero con ellos tenemos que alterar la marcha porque tiene que empezar por el talón y, en este caso, ni siquiera apoya el talón.

Tiene que proteger de agresiones externas, con lo cual, es posible que en este mismo calzado si nos cruzamos con cualquier cosa podemos provocarnos una lesión. El calzado tiene que permitir una marcha normal y asegurar la estabilidad, tanto si estás parado como si vas andando, tiene que respetar la circulación arterial y venosa y no provocarnos bultos ni hinchazón ni ningún tipo de patología.

Cuando los estemos llevando tiene que permitir que se mueva el pie y tiene también que permitir que el pie se expanda cuando estamos dentro de él, no vale simplemente que te valga cuando está sentadito.

Cuando vamos a comprar un zapato normalmente tenemos la mentalidad de que uso el 39 o el 40 o el 41. Antiguamente en muchas zapaterías veíamos medidores de calzado en el que, dependiendo del tipo de medidas, si se usaba europea o americana pues te decían cuál era tu número, pero este no sería el medidor correcto porque en este caso sólo mide la largura. Deberíamos usar medidores que también midan la anchura del pie. Aún así no hay que tenerlo en cuenta, porque cada fabricante tiene unas medidas y el calzado que hay que comprar es el que nos quepa.

¿Cómo saber qué es nuestra talla?

Normalmente pues tenemos estos tipos:

Tanto es malo el defecto como el exceso. Normalmente lo que hay que hacer es dejar un través de dedo para que el pie tenga movilidad suficiente. ¿Cuánto es un través de dedo? Pues más o menos medio centímetro.

Hay que intentar llevar el calcetín que vayamos a usar con ese tipo de calzado. No es lo mismo comprar calzado deportivo que calzado de diario. Normalmente es más gordito el calzado deporte, un algodón más denso, y más fino el calzado de diario de fiesta y, por supuesto, por higiene siempre recomendable usar calcetines de plástico para no contagiarnos de cosas que se pueden encontrar.

Es muy importante que no solo nos probemos el calzado sentaditos en la silla según entra, también hay que andar y hay que andar bastante, porque luego llega uno a su casa y se encuentra con que no entra el zapato en el pie. Hay que probar en ambos pies. ¿Por qué es importante esto? Porque muchas veces no tenemos la misma talla en uno que en otro. Siempre hay que comprar en función del pie más largo que tenemos y además tenemos que tener en cuenta el tipo de patrón que tenemos en el pie, si el dedo más largo es el primero habrá que medir ese calzado con el primer dedo pero si es el segundo habrá que tocar el segundo dedo. Siempre hay que hay que comprar el calzado a última hora del día para evitar lesiones. Si compra al principio del día el pie no está nada hinchado, hay que cogerlo a última hora del día para ver el pie en su plena expansión, para evitar edemas e incluso rozaduras o rojeces que luego a posteriori no son buenas para nuestro pie y además hay que asegurarse que todo el pie entra.

Hay que tener en cuenta que el pie necesita un espacio. Si compras lo que sea más estrecho, favoreces a patologías tipo juanete tanto el primero como del quinto dedo, a que se engorden los dedos, se claven las uñas e infinidad de cosas. Además, hay que tener en cuenta, sobre todo para las mujeres, la cantidad de tacón que compramos. Normalmente el pie distribuye las cargas de tal manera que el 60% de nuestro peso corporal esté en el talón y el 40% esté en el antepié. Si nosotros modificamos eso, lo que hacemos es volcar mucho más peso hacia delante, favoreciendo que aparezcan callos y durezas en la parte delantera. Sí que es cierto que sobre todo en mujeres, ya en época menopáusica, se recomienda usar calzado que no sea plano del todo sino que tenga entre 2 y 3 centímetros de tacón para favorecer una posición para que no se desprenda la vejiga y la matriz, pero más no es recomendable. Y como siempre, consejos para para mantener pues una correcta hidratación en el pie: usar calcetines que sean de materiales no sintéticos, siempre que tengamos cualquier patología usar tratamiento a medida y si tiene cualquier duda no dude en consultar a su especialista del pie.

Cómo elegir el calzado adecuado para tus pies
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This