La buena alimentación influye en tus pies
5 (100%) 1 vote

La mala alimentación es una de las causas principales que provoca fascitis plantar, tanto por el sobrepeso, como por una falta de nutrientes. De ahora en adelante dedicaremos artículos a hablar sobre alimentación para no caer en un déficit que nos haga caer en enfermedades de nuestros pies, pero que nos servirán para evitar otras enfermedades no tan relacionadas con ellos pero si de igual importancia.

Hoy vamos a hablar sobre un deporte que está muy de moda como es el running. ¿Eres corredor habitual? ¿Qué comes antes de entrenar? ¿Conoces los riesgos de hacer un entreno desequilibrado o en ayunas?

El running es un deporte principalmente aeróbico que implica trabajar la resistencia física y se puede realizar a diferente duración e intensidad. En base a esto debemos modificar la alimentación, ya que no es lo mismo hacer un entrenamiento que correr una maratón, por lo que entre los macronutrientes es importante destacar los hidratos de carbono ya que son el combustible energético preferido del cuerpo.

Cuando empezamos a correr lo natural para el cuerpo es obtener la energía de los depósitos de glucógeno que se rellenan a partir de hidratos de carbono a medida que avanza la carrera. Los depósitos de glucógeno van disminuyendo la energía que se obtiene a partir de los depósitos grasos va aumentando. El cuerpo es una maquinaria extraordinaria y tiene una magnífica capacidad de adaptación a condiciones adversas.

Un ejemplo de adversidad por ejemplo es cuándo salimos a correr con los depósitos de glucógeno vacíos o lo que es lo mismo cuando nuestra dieta es muy baja en hidratos de carbono o cuando llevábamos mucho tiempo sin comer.

En esa situación el cuerpo es capaz de obtener energía de sustratos no glucímicos, como los aminoácidos que se obtienen, entre otras cosas, de la destrucción de la masa muscular.

Como podéis intuir cualquier adaptación tiene un peaje fisiológico. En el caso del ayuno podemos destacar tres:

  • Compromete tu masa muscular y acelera el momento de fatiga.
  • Aumenta la probabilidad de la mala técnica y lesión.
  • Somete a tu sistema inmunológico a un estrés, con lo que aumenta el riesgo de enfermar.

¿Conocías los riesgos de una mala alimentación? Hasta aquí la teoría.

Ahora en la práctica os vamos a explicar una dieta de 2500 calorías que puede valer para una mujer de unos 65 kilos que va a correr 6 o 7 kilómetros en 45 minutos.

El desayuno consta de un vaso de leche de unos 300 mililitros, una tostada de pan integral de unos 60 gramos a la que le podéis añadir mermelada o miel. Unas horas después, como el muerto, tomaréis un bocadillo de 50 gramos de pan con una loncha de jamón york, unos 50 gramos también.

Para comer serán 100 gramos de espaguetis en crudo, acompañado de verduras y un poquito de pollo. Como pan en la comida tomaréis 40 gramos de pan.

Suponiendo que entrenéis por la tarde recordar que la comida pre entrenamiento debe ser una hora antes de salir a correr en este caso puede ser tranquilamente dos biscotes con un poquito de membrillo.

La cena se compondrá de una menestra de verduras con una patata de unos 175 gramos. La proteína la traerá a un poquito de atún en lata al natural. Además de estos alimentos que hemos citado tomaremos hidratos de carbono procedentes de las frutas con los que acompañaremos el desayuno y el almuerzo.

Como poder, se puede correr en ayunas, pero ¿a qué precio? ¿Estás dispuesto a pagarlo?

Olvidaos de los perjuicios que tenéis con los hidratos de carbono e incluirlos en vuestra dieta. Además de ser más saludable mejora el rendimiento deportivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Share This